Tipos de coagulantes para el tratamiento de aguas residuales

tipos coagulantes para tratamiento aguas residuales

¿Qué es el proceso de coagulación y floculación?

El proceso de coagulación/ floculación se utiliza en los tratamientos de aguas cuando es necesario eliminar sólidos que ni sedimentan ni flotan de forma natural, este tipo de materiales forman una especie de suspensión estable en el agua, que se denomina estado coloidal.

Tradicionalmente este proceso ha consistido en incorporar productos químicos de origen inorgánico, habitualmente sales de hierro y aluminio, qué provocan que los sólidos coloidales anulen su carga negativa, desaparezca la repulsión electrostática entre ellos y así formen coágulos, que irán aumentando su tamaño.

Si es necesario, y en una etapa posterior, se añaden los floculantes, de origen polimérico, formando así agregados de coágulos de un tamaño tal que ya podrían ser retirados bien por sedimentación en decantadores o mediante inyección de aire en equipos de flotación

proceso coagulacion floculacion

Tipos de coagulantes

Existen varios tipos de coagulantes que ayudan a eliminar los sólidos en suspensión. A continuación, vamos a detallar cuáles son y sus principales ventajas y desventajas.

  • Coagulantes inorgánicos. Son químicos de origen inorgánico, habitualmente sales de hierro y aluminio, qué provocan que los sólidos coloidales anulen su carga negativa, las desventajas de dichos coagulantes se describen en el siguiente apartado.
  • Coagulantes orgánicos. Son aditivos líquidos que presentan una importante eficiencia coagulante centrada principalmente en su estructura polimérica y en la fuerza de las cargas catiónicas. Además, las dosis de coagulantes inorgánicos (cloruro férrico, policloruro de aluminio, sulfato de aluminio) se ve muy reducida o eliminada durante el tratamiento. Pueden ser de origen natural o fabricados a partir de polímeros
  • Coagulantes sintéticos. Son aditivos líquidos con carácter orgánico e inorgánico. Demuestran una alta eficiencia coagulante, mayor que otros coagulantes inorgánicos como el cloruro férrico, el sulfato de aluminio o el policloruro de aluminio.

Los coagulantes inorgánicos tienen numerosas desventajas

Dichos productos químicos inorgánicos, además de ser muy dependientes del pH, incorporan sales metálicas al agua, dificultando los procesos biológicos posteriores e incorporando conductividad, así como otros inconvenientes:

  1. Requieren dispositivos de control del pH
  2. La remoción de materia orgánica es más limitada
  3. No son tan eficientes con aguas de alta turbiedad
  4. Muchas veces requiere un ayudante de floculación (polímero) para flocular
  5. Pueden causar un color y precipitación en el agua tratada
  6. Corrosivos para manejo y almacenamiento

¿Qué son los coagulantes orgánicos naturales TU-COAG?

Desde Adintus, promovemos la línea de coagulantes TU-COAG, coagulantes de origen natural que son una serie de coagulantes específicos para tratar aguas residuales, y están compuestos principalmente de polímeros de origen natural extraídos de plantas. Estos compuestos son principalmente polisacáridos, polifenoles y péptidos y otras sustancias solubles en agua que actúan como agentes de coagulación y/o floculación.

¿Cuáles son las ventajas de aplicar coagulantes orgánicos naturales?

Este tipo de aditivos sostenibles tienen numerosos beneficios y están comprometidos con la sostenibilidad ambiental ya que reducen el consumo, protegen el medio ambiente y las instalaciones de tratamiento.

  • Mayor eficiencia frente a coagulantes inorgánicos tradicionales.
  • Nulo aporte de sales, por lo que la conductividad no se ve alterada, con lo que conseguimos una mayor tasa de reutilización del agua tratada.
  • Amplio rango de pH de utilización pudiéndose utilizar por debajo de 5 upH y por encima de 9,5 upH. Esto también ayuda a no tener que utilizar ajustes de pH en su utilización, por lo que no añadimos sales inorgánicas.
  • Los coagulantes naturales, al tratarse de polímeros naturales, no modifican el pH del agua a tratar y aun siendo productos ácidos, no es necesario utilizar productos alcalinizantes como hidróxido sódico o cálcico.
  • El tratamiento del agua residual es más rentable, ya que disminuye el coste del tratamiento al no utilizar sosa o cal para ajustar el pH. Además, suele disminuir la cantidad de floculante a utilizar respecto al mismo tratamiento con coagulantes tradicionales.
  • Al no contener metales en forma de sales inorgánicas, los lodos generados son menos peligrosos, reduciendo los costes de gestión de residuos. También se favorecen la valorización del fango para uso agrícola.
  • La utilización de coagulantes naturales es más seguro para el medio ambiente al no añadir sales de metales y para las personas, ya que no son productos corrosivos ni peligrosos para la salud. Además, los coagulantes naturales son respetuosos con el medioambiente, ya que están compuestos por polímeros naturales y sostenibles en todo su ciclo de vida.
  • Los coagulantes naturales, al no contener sales inorgánicas de metales, evitan el deterioro de la maquinaria, consiguiendo unos menores costes de mantenimiento.
  • Al no contener sales inorgánicas de metales, producen menores volúmenes de fangos, menos tóxicos, y por tanto más económicos de gestionar.
  • Debido a su estructura, algunos coagulantes naturales tienen cierto poder biocida, ya que tiene la capacidad de combatir los microbios, por lo que reducen o eliminan el contenido de microorganismos patógenos suscepti­bles de producir enfermedades.